jueves, 18 de diciembre de 2008

Justicia española, un chiste de gallegos


Hace unos días publiqué un post titulado "El reino del revés español" sobre el caso de la madre que, por pegarle un sopapo a su hijo de 10 años, terminó con 45 días de carcel y con un alejamiento de año y medio, de su casa. ¿Recuerda?

Pilar Rahola escribió un artículo sobre el tema "La madre delincuente" que no tiene desperdicio, un adelanto como en el cine: "Preguntaba cómo habíamos llegado hasta aquí. Por el camino del estropicio buenista, ese que también nos decora las comisarías con la técnica del feng shui, para que los delincuentes tengan paz y armonía, o que considera que los maestros son coleguillas de buen rollo. Y es que tenemos una progresía con una notable empanada mental, incapaz de discernir entre el deleznable autoritarismo y la necesaria autoridad. Ciertamente, el fiestón del 68 hizo mucho daño a algunos. "Paren el mundo, que me bajo", decían. Y lo que se bajó fue el sentido común"

1 comentario:

cerriwden dijo...

Excelente la nota de Pilar Rahola.
Y terribles las consecuencias.Para la sociedad y el futuro.
Ya estamos así en Buenos Aires, capital, que es donde trabajo y veo estas barbaridades del non sense.