miércoles, 5 de mayo de 2010

Super Hebe


Con total honestidad intelectual, Ud. ¿no está un poco cansado de las estupideces de Doña Hebe?

Lo que inicialmente fue un grupo de madres reclamando por sus hijos desaparecidos -aunque en el caso de esta mujer, su ex marido en una famosa entrevista declaró que se encontraban vivos en España- en pleno gobierno militar, hoy se ha transformado en una empresa de negocios, para pocos.

Más de una persona -entre ellos dos taxistas- me comentaron que su hijo putativo y parricida Sergio Schoklender es un habitué del Casino flotante en donde gasta fortunas. Ni hablar de sus viajes del verano.

Esta mujer, al menos siempre fue coherente con su forma de ser. Reconoció que sus hijos utilizaban el fusil FAL y en su verborragia habitulal los tildó de militantes comprometidos, que traducido al español llano, significa terroristas.

Pero, últimamente se transformó en vocera del kirchnerismo en reemplazo de otro impresentable, como lo es Luis D´elía. Tal vez, porque hoy en día este gordito que odia a los blancos es un piantavotos y no conviene que su imagen esté pegada a los K.

Sin embargo la Hebe no tienen quién le ponga freno. A su diarrea verbal habitual ahora hay que agregarle el complemento de los actos y hechos. El mamarracho del juicio a los periodistas fue un gesto que generó más repudios que apoyos. Y está bien que haya sido así.

Pero en el fondo, es todo un negocio de muchos millones. La reciente pelea en el Chaco es una clara muestra de la realidad que subyace tapada por la supuesta política de Derechos Humanos que muchos han comprado.

Y es lo de siempre. Se utiliza una bandera y necesidad de algún sector para hacer negocios personales.

Seguramente todo esto cambiará cuando la naturaleza y el paso del tiempo vayan actuando sobre estos malos actores del presente y se conviertan en símbolos de adoración del futuro: monumentos, nombre de calle, escuela o plaza, etc.

¿O Ud. que esperaba? Recuerde el dicho:"Hierba mala, nunca muere"

4 comentarios:

miguelnielsen dijo...

Las llamadas Madres de Plaza de Mayo tuvieron desde siempre distintas corrientes. Algunas de sus dirigentes fueron desaparecidas a manos de la dictadura y sobrevivieron Nora Cortiñas, Estela de Carlotto y esta impresentable. En tanto la mayoría de sus componentes sostenían el derecho que les daba estar defendiendo una causa justa, ésta, que sabía que sus hijos no están desaparecidos vislumbró el negocio y se prendió como "chancho al maiz". Un indicio de como se barajaban las cosas lo dió Cortiñas cuando dijo "Nosotras, con Bonafini, no tenemos nada que ver", es decir que las auténticas Madres sabían del engaño o tenían algunas certezas de él. La gorda manejó su publicidad con maestría y consiguió estar siempre en el candelero, se acomodó cerca de la "caja" y figuró en todos los repartos. Desde siempre fue la cara más visible, en tanto las demás dirigentes permanecían un poco más en la penumbra, y desde hace tiempo se la pasa dilapidando el dinero del país, firmando cheques sin fondos y desparramando insultos por cuenta y orden del gobierno. Pero poco a poco se ha ido desenmascarando solita y ya ha descendido desde la aprobación o el respeto a este charco de inmundicias en que está ahora.
Confiemos en que la mano de la justicia, que tarda pero llega, la confine en algún lugar donde su codicia y su veneno no hagan daño. Confiemos.

Daniel Rico dijo...

A veces yo tengo dudas sobre las madres, entonces leo post como el tuyo y mis dudas se disipan.

Esto es un destilado de odio, no hay una sola idea, acusacion razonable, ni hablar de fuente confiable, salvo los dos taxistas, que como todos sabemos son proberbiales en su honestidad, en especial a la hora de cobrarles a los turistas.

¿Y por que el odio?, porque no hay nada mas, yo se que si lo hubiera estaria puesto aca , a cuatro colores, pero no lo hay y entonces solo queda una opinion distorcionada por la bronca y la peresa mental.

Un gusto visitar tu sitio, saludos!

PD: perdon por lo de pereza mental, me exedi.
Y el fotomontaje de Eve es muy divertido, no le aporta mucha seriedad al discurso, y esta bien, es congruente con la tonica del mismo.

Ceo dijo...

El paso del tiempo...¿por qué siempre hay que esperar una década para que actúe sobre estos mamarrachos? Somos muy pasivos.
Saludos.

Pablo dijo...

miguelnielsen: la justicia llegará, tarde o temprano

Daniel: gracias por escribir. No entendí nada

Ceo: Maese, la paciencia es de sabios. Por eso no puedo contenerme. Ud. seguramente podrá.