jueves, 15 de abril de 2010

Los impresentables de siempre


Creo que todos vieron la imagen de esa impresentable estudiante parada sobre el escritorio del rector de la UBA durante la ceremonia de la asunción de Hallú.

Estas son las actitudes de grupos de izquierda que reclaman democracia, pero ellos nunca la ejercen. La prepotencia, los pésimos modales y el insulto constante, son las cartas que utilizan aquellos que, cuando van a las urnas, tienen un porcentaje mínimo, menor que los votos en blanco.

Es lastimoso que nuestra principal Universidad, que es gratuita, siga desperdiciando su tiempo y presupuesto en gente que, cuando comience a trabajar, tendrán que aceptar que la realidad de la vida es otra.

No lo defiendo a Hallú, porque tampoco es santo de mi devoción, pero al menos, hay que proteger su investidura de rector.

1 comentario:

miguelnielsen dijo...

En general asistimos a la explicación de que los "pibes chorros", los adictos al paco, los barrabravas, y el resto de la jungla urbana, son como son por la falta de educación y de oportunidades. Este ejemplo viene a demostrar que la epidemia zoológica también ha prendido en estratos superiores de la sociedad. Esta nena, que tiene todo el aspecto de ser la "nena de papá" y que seguramente será el orgullo de su casa, no tiene nada que envidiarle a los chicos de la calle, a los de la villa 31 o a los de otros reductos de esa categoría. Se la ve muy contenta por el papel que desempeña en ese momento y, ésto es deducción propia que se puede discutir, ha de mostrar orgullosa copias de esta foto a todo el que la quiera ver. Dicen que la Natura non da, Salamanca non presta. Y es cierto nomás.