lunes, 1 de noviembre de 2010

La muerte no nos hace mejores

Hoy comenzamos un nuevo mes. Esto no sería ninguna novedad y ni siquiera merecería un comentario si no fuera porque hoy iniciamos una nueva página de la historia política de nuestro país. Nuestra reina comenzará realmente a gobernar...sola.

Por una cuestión de respeto a la familia K, durante estos días no publiqué ningún post sobre el fallecimiento del "ex presidente en funciones". Por lo tanto, aproveché el tiempo para leer, ver y escuchar gran parte de las cosas que se hicieron y se dijeron. Lo suficiente para hartarme.

Debo reconocer que dos frases quedaron en mi memoria. La del nuevo filósofo argentino Castells quién manifestó el mismo 27, "hoy conmemoramos el Día de la Hipocrecía Nacional" y la de Lilita "mi mejor homenaje a Kirchner es guardar silencio". Algunos políticos del arco opositor, solamente expresaron sus condolencias a la familia y nada más.

Lo que resultó insoportable, fue oir a los que hasta minutos antes de la desaparición del "Jefe", lo destruían verbalmente y luego, como por arte de magia, lo encumbraban en lo más alto del podio político. Lamentablemente, la mayoría. Triste futuro tenemos los argentinos con este sector opositor mercenario y demagogo.

También me pareció un dislate el show en Casa de Gobierno. El manejo de la televisación exclusivo de Canal 7, que se encargó de hacer desaparecer las caras de aquellos que al gobierno no le gustan; la "invitación" de que no fueran a los que K considera impresentables; el arreo de militantes; los cánticos anti todo y todos más la fuerte demostración política de fanáticos -que no se vió por ejemplo cuando falleció Alfonsín o el mismo Perón- me hicieron acordar más a aquellos velatorios de algún joven montonero de la década de los ´70, que el de un ex presidente.

Me sigo preguntando porqué el cajón estaba cerrado. No existe antecedentes para los ex presidentes. Hacerlo en Casa de Gobierno, simplemente fue para no darle protagonismo a Cobos en el Congreso.

Me cuesta entender y digerir todo lo que vivimos, como me costó desde el primer día digerir el gobierno de K y nuestra reina. Comprendo a los que querían y seguían a Nestor, pero recordemos que el matrimonio K tiene más de las 2/3 partes del país en contra. Si días atrás, considerábamos que era un personaje nefasto, vengativo y que se pasaba las Instituciones por las Fosas de Abisinia, entonces hoy, sigue siendo ese mismo personaje nefasto, vengativo y que se pasaba las Instituciones por ahí, pero que ahora está muerto. Ni hablar de sus ex socios a quienes K los insultó, echó o directamente los basureó en público -caso Scioli, por ejemplo- quienes volvieron a hacer el ridículo una vez más. Esta gente ¿no tiene amor propio?

Mi análisis y concepto de la persona no varió. La muerte no lo hace mejor ni peor de lo que era. Simplemente en forma cruda y descarnada, lo puso junto con el resto de los seres humanos que se creían inmortales: en el cementerio.

"No salgo de mi asombro" es el título de la columna de Don Cacha de hoy. Si tiene tiempo para un rato más, aquí la tiene.

Me temo que se vienen días agitados y complicados.

1 comentario:

camaleonx dijo...

Completamente de acuerdo y sentí lo mismo durante la larga fila de "panqueques" que vimos por días completos.

Lo bueno del caso es que sirvió para darnos cuenta de quién es quién realmente. Tantos políticos, periodistas y personalidades se dieron vuelta, pero por lo menos van a quedar en nuestra memoria como los que "dicen una cosa y hacen otra", completamente irrespetables.

Como bien decís, Carrió, Castells (y también Macri) fueron los únicos que mantuvieron sus líneas. Aunque ninguno es santo de mi devoción, se ganaron sus porotos. El resto, totalmente inservible...

Saludos
PLPLE